En la actualidad, el mundo está sumido no solo en una crisis sanitaria, sino que también hay muchas personas que han entrado en una profunda crisis económica debido al cierre de empresas y la pérdida de empleos.

Muchas personas han tenido que reinventarse para poder mantenerse durante este tiempo. Es por ello que muchas mujeres, en especial las más jóvenes se han visto en la necesidad de trabajar como dama de compañia.

A pesar de que en muchos países esta práctica es ilegal, lo cierto es que es una práctica que sigue utilizándose con mucha frecuencia. En muchas ocasiones es visto como tabú, sin embargo, la realidad actual es que se ha vuelto algo bastante común.

El día de hoy hablaremos un poco más sobre lo que es una dama de compañía, el porqué de esta profesión y algunas cosas más. Así que si te interesa conocer un poco más sobre el tema, te invito a seguir leyendo este post.

¿Qué es una dama de compañía?

Lo primero que debes saber antes de entrar un poco más en el tema es qué es una dama de compañía. Hay varias formas de llamar a esta profesión, entre las más comunes es escort, prostituta o dama de compañía.

En pocas palabras, una dama de compañía es una mujer que presta servicios sexuales a otras personas a cambio de una compensación económica. Es decir, estas mujeres «alquilan» su cuerpo a aquellas personas que pueden pagar por un encuentro con ella.

Esta es una de las profesiones más antiguas del mundo y data desde miles de años atrás. Muchas mujeres terminan ofreciendo este tipo de servicios debido a problemas económicos, otras son forzadas a hacerlo debido a que son víctimas de la trata de personas.

Indistintamente de cuál sea el motivo que lleva a las mujeres a adentrarse a este mundo, se trata de una profesión que acarea bastantes riesgos. Las mujeres que las practican pueden llegar a sufrir malos tratos, daños psicológicos, enfermedades de transmisión sexual y otra serie de problemas.

Además de todo eso, también están expuestas a la crítica social, ya que se trata de una actividad que está mal vista en todo el mundo.

¿Cuánto gana una dama de compañía?

Hay muchos factores que intervienen en esto, no es lo mismo una dama de compañía en Europa o Estados Unidos que una en Latinoamérica. Además, no todas cuentan con una sola tarifa que permita establecer un promedio correcto.

Sin embargo, según los datos recolectados, una dama de compañía promedio en Latinoamérica puede ganar alrededor de 500 dólares al mes. Este es un monto nada despreciable para los promedios en la región, sin embargo, es insuficiente al compararla con todo el trabajo y todas las implicaciones que hay detrás.

Modelos webcam: una nueva tendencia

Debido a la pandemia, muchas de las damas de compañía tuvieron que empezar a ofrecer otro tipo de servicios para poder subsistir. Algunas entraron al mundo del webcam, el cual si bien es cierto que no es tan difícil como el trabajo de una dama de compañía, lo cierto es que sigue siendo un trabajo complejo.

Otras chicas empezaron a vender contenido digital tales como videos y fotos. El consumo de este tipo de contenidos se disparó mucho en los últimos meses debido a que los encuentros presenciales estaban prohibidos.

Si bien estas prácticas no generan los mismos beneficios que los servicios presenciales, es algo que ha terminado por ser de ayuda a más de alguna.

Redes de prostitución: un peligro latente

Muchas de las mujeres que prestas servicios sexuales no lo hacen de forma espontánea, sino que han sido víctimas de las redes de prostitución y la trata de personas. Estas mujeres que han sido víctimas de estas prácticas son tratadas como mercancía y en muchos casos no tienen el derecho de salir de ese mundo.

Este es un grave riesgo al cual se encuentran expuestas una gran cantidad de jóvenes. Cada día alrededor del mundo, mujeres son engañadas con falsas propuestas de trabajo y terminan siendo prostituidas en contra de su voluntad.

Otra entran de forma espontánea y luego no tienen permitido salir, sin lugar a dudas, el mundo de los servicios sexuales está lleno de casos como estos donde las mujeres son explotadas.